QUÉ SON LAS CÉLULAS MADRE.

LAS  CÉLULAS, SON LOS LADRILLOS DE LA VIDA.

Cada órgano de nuestro cuerpo está hecho de millones de pequeñísimas células, cada una de ellas especializada en diversas funciones específicas.

De células indiferenciadas a células especializadas…

Las células madre tienen habilidades especiales:

Son capaces de transformarse en células especializadas para cualquier órgano o tejido del cuerpo.

Las células madre son aquellas de las que procede el resto de tejidos del organismo.

Presentan tres características que las hacen únicas:

  • Son capaces de diferenciarse hacia otros tipos celulares.
  • Pueden dividirse y hacer copias de sí mismas.
  • Pueden colonizar, integrarse y originar nuevos tejidos.

Pueden producir más células idénticas a ellas, nuevas células madre con exactamente las mismas propiedades.

Las primeras células que forman el embrión son todas iguales; sus funciones posteriores todavía no han sido establecidas. Se denominan células madre porque todas las otras células se derivan directamente de ellas.

Muy pronto, las primeras células madre comienzan a madurar y convertirse en diferentes tipos celulares: células del cerebro, del hígado, musculares, etc. Son los elementos necesarios para la construcción de los diversos tejidos. En términos científicos este proceso se denomina “diferenciación”: las células madre indiferenciadas se transforman en células especializadas con tareas y funciones bien definidas. Al mismo tiempo, otras células madre continúan produciendo más células madre, de manera que las reservas no se agoten.

Las células madre son, por lo tanto, las células básicas de nuestro organismo, de las cuales se derivan todas las estructuras – piel, músculos, huesos, sangre, fibras nerviosas y todos los órganos. Durante toda la vida, las células madre asumen importantes funciones de reparación en caso de lesión o enfermedad.

La sangre de cordón umbilical (SCU), aquella que queda en el cordón y en los vasos sanguíneos de la placenta después del nacimiento del niño y cuando ya se ha seccionado el cordón, es rica en células madre hematopoyéticas o sanguíneas. El tejido hematopoyético es responsable de la renovación de todos los componentes de la sangre (hematopoyesis). Asimismo, tiene la capacidad de regenerar la médula ósea y el sistema inmunitario cuando éste se encuentra deprimido.

Las células madre de SCU presentan otras ventajas en las que se basa su potencial terapéutico:

  • Están hasta 10 veces más concentradas que las de médula ósea.
  • Tienen una gran capacidad de proliferación.
  • Su potencialidad es muy similar a la de las células embrionarias, pero su uso no conlleva ningún problema ético.
  • Son las células madre adultas más puras: al proceder de un recién nacido, aún no han sufrido agresiones externas ni han contraído virus, al margen de las enfermedades genéticas que puedan llevar inscritas.